Protección social en Europa: Estancamiento entre grandes disparidades

20 diciembre 2017 – VoxEurop

El gasto en protección social en los países de la UE ha conocido un muy leve crecimiento desde 2010, revela el último estudio presentado por Eurostat.

Según el informe presentado por la oficina europea de estadísticas, dicho gasto ha pasado de representar el 28,6% del PIB hace siete años al 29% en 2015. Los datos muestran grandes disparidades entre países. "Estas disparidades reflejan diferencias en los niveles de vida, pero también muestran la diversidad de sistemas de protección y de estructuras demográficas, económicas, sociales e institucionales de cada Estado", declara Eurostat.

Así, países como Francia destinan el 34% de su PIB a pensiones, desempleo, prestaciones familiares y para la infancia, exclusión social y dependencia, mientras que Rumania o Lituania solamente destinan el 15% del PIB. Dinamarca, Bélgica, Países Bajos, Austria, Italia y Alemania gastan cerca de un tercio de su PIB en gastos sociales:

La diferencia en la asignación de recursos según países se invierte cuando se trata de la partida de pensiones. Aquí, los países del sur de Europa invierten proporcionalmente más recursos que los del norte, situándose Grecia a la cabeza del gasto, con un 65,3% del gasto total en protección social representado por las pensiones, seguida por Italia y Portugal:

La evolución en el período comprendido entre 2007 y 2015 muestra una ligera evolución ascendente en los países que mayor porcentaje del PIB dedican a protección social, y un estancamiento en los que menor porcentaje dedican, especialmente claro tras la crisis económica:

La oficina estadística europea explica que entre los componentes del gasto en protección social, la mayor parte de los ingresos proceden de las cotizaciones sociales, el 54%, y el resto de la recaudación de los impuestos de cada país.

El estudio muestra cuáles son las partidas sociales a las que prestan más atención los países. Las pensiones se llevan casi la mitad del gasto social, el 45,2%, según la media de la UE. Le sigue la dependencia, con el 37,3% del gasto. La inversión en infancia asciende al 8,6% del total; el desempleo, el 4,8% y a vivienda y exclusión social los países europeos destinan el 4,1%.

En protección social per cápita (medido en paridad de poder de compra, que elimina la diferencia de los precios entre países), Luxemburgo fue el que más gastó, con 15.000 euros, seguido de Noruega y Dinamarca, que gastan casi 12.000 euros.

Translated by Simon Pickstone

Factual or translation error? Tell us.