¿Le gustaría poder disfrutar del aire fresco del mar Egeo desde su propia isla privada? Si tiene dinero, éste es el momento de comenzar a sondear la opción. La crisis ha propiciado un aumento del 100% en la oferta de islas privadas en territorio griego -el Estado no vende las suyas-. Playas paradisíacas, vistas de ensueño y una temperatura excepcional durante todo el año son sólo algunos de los alicientes de los islotes a la venta.

«Antes de la crisis siempre habíamos tenido entre seis y 10 islas en oferta, pero ahora tenemos casi 20», dice Chris Krolow, director de Private Islands, empresa radicada en Canadá dedicada a vender ínsulas en todo el globo a través de internet.

Para leer el artículo completo visite El Mundo.