Quince de los 27 Estados miembros respaldaron a la Comisión para lograr así el apoyo necesario para vetar en toda la Unión Europea el uso de tres “neonicotinoides” químicos que se emplean en los cultivos y que resultan atractivos para las abejas.

El diario británico The Independent, que hizo campaña a favor de la prohibición, señala que Reino Unido votó en contra porque alegó falta de evidencia científica que avalase dicho veto.

El diario, sin embargo, recuerda que “más de 30 estudios científicos independientes han encontrado vínculos entre los neonicotinoides […] y la disminución del número de abejas” y que la propuesta de prohibir insecticidas “se basa en un estudio realizado por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, que reveló en enero que los pesticidas suponían un riesgo para la salud de las abejas”.

El diario reconoce que la comunidad científica se encuentra dividida ante esta prohibición. El profesor Lin Field, responsable de química biológica y de protección de cultivos en Rothamsted Research, teme que la decisión esté basada en “lobbying político” y que pueda llevar a los Gobiernos a pasar por alto otros factores. El investigador y doctor de la Universidad de Cambridge Lynn Dicks defiende que la votación fue “una victoria para el principio preventivo, que se supone que es el que prevalece en la regulación medioambiental”.

El Daily Telegraph informa de que algunos expertos agrícolas no están cómodos con las consecuencias accidentales que puede acarrear esta prohibición, incluyendo entre ellas el uso de pesticidas más antiguos y que dañan más los cultivos y a otras especies.

Sin embargo, el editorial de The Times defiende la prohibición, pues entiende que de esta manera se allana el camino para saber más sobre qué está pasando con las abejas:

La moratoria debería hacer posible que se evalúe si las colonias de abejas se recuperan gracias a la ausencia de neonicotinoides. También es una oportunidad para realizar un estudio a fondo sobre otras posibles causas que influyen en la merma del número de abejas, y para crear una estrategia infalible para su recuperación.