El profesor de políticas públicas en la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona busca las razones de la elevada tasa de abstención prevista en las elecciones europeas del 7 de junio. Y las encuentra en las políticas llevadas a cabo por las instituciones europeas, que han llevado a una progresiva polarización de ingresos: las clases populares se han empobrecido, mientras que los más ricos han visto aumentar sus ingresos más que nunca. "De ahí la decepción de las clases populares hacia la Europa que se está construyendo y que afecta más a los partidos de centroizquierda, puesto que los grupos sociales más afectados negativamente por estas políticas liberales han sido las bases electorales", defiende Navarro.