"Europa corre el riesgo de perder el tren del avance científico" alertan Sebastián Tobarra y Ricardo Martínez de Rituerto en un artículo de El País. En investigación y desarrollo, la UE no consigue acortar distancias con Estados Unidos y Japón, al tiempo que "China reduce aceleradamente su ancestral retraso". Los Estados miembros no han realizado el esfuerzo presupuestario para alcanzar el objetivo del 3% del PIB destinado a I+D +i en 2010, por lo que esta meta se pospone hasta el año 2020. "En este contexto, los rectores de las universidades europeas más implicadas en la investigación han hecho un llamamiento a impulsar la inversión pública para no perder competitividad", señala El País. Además, hay diferencias notables por países, ya que Alemania, Francia, Suecia y Dinamarca superan ampliamente la media europea mientras que España continúa en posiciones de cola.

Estos resultados no concuerdan con las convicciones de la Comisión, que mantiene que la investigación y el desarrollo son "la única salida que tiene Europa para lograr un crecimiento que genere empleo de calidad no sometido a los vaivenes de la globalización". "Fracasada la ensoñación de la Agenda de Lisboade convertir en 2010 a la UE en líder global en la economía del conocimiento", la UE ha creado una nueva etiqueta: Unión de la Innovación, cuyo enfoque "apunta a cuestiones que en teoría interesan a los europeos, como el cambio climático, la eficiencia energética y la vida sana".