Si bien la búsqueda constante de chivos expiatorios de los Nigel Farages y los Marine Le Pen de este mundo se interponen en el camino de un debate lleno de matices, reconozco que el flujo de inmigrantes hacia Europa se está transformando en un problema.

Pero a menos que tengamos una varita mágica para erradicar las guerras y asegurar que la pobreza está destinado a ser un recuerdo de la historia, todos tenemos que aceptar que la inmigración ha llegado para quedarse y no hay alambrada que actualmente se erige en Europa capaz de impedir que la gente se desplace. Así que lo menos que podemos hacer es tratar de desmontar 10 mitos.

MITO 1: Todo el mundo quiere ir a la UE

Muchos lo hacen, pero la mayoría no lo hacen, o no puede hacerlo. Para poner las cosas en perspectiva, el Líbano, un país pequeño con unos 4,5 millones de habitantes, tiene ahora 1,2 millones de refugiados sirios. Turquía y Jordania – países más pobres en comparación con la UE – están asumiendo la mayor parte en las solicitudes de asilo.

MITO 2: Sólo quieren una vida mejor

Gracias a las guerras, los disturbios políticos, y las bestias dementes del llamado Estado Islámico, nos enfrentamos a la mayor crisis de refugiados desde la Segunda Guerra Mundial. Según la ONU, más del 70 por ciento de los inmigrantes que llegaron a Europa en el año pasado lo fueron de Siria, Eritrea, Irak, Darfur y algunas partes de Nigeria – todos ciudadanos con derecho a algún tipo de protección.

MITO 3: El orden social de Europa se derrumbará

El número de refugiados puede ser elevado, pero en realidad constituye menos del uno por ciento de la población europea. Europa es bastante rica y puede manejar tal afluencia, a pesar del flujo continuo. Y a pesar de los obvios problemas sociales y logísticos potenciales , lo menos que los líderes europeos pueden hacer es poner la solidaridad por delante del populismo.

MITO 4: Levantar vallas parará a los inmigrantes

Absolutamente falso. La colocación de muros y vallas se limita a llevar a los inmigrantes a optar por rutas de mayor riesgo. Sólo para dar un ejemplo: una valla de cinco metros de altura rematada con alambrada protege ahora la

entrada del puerto de Calais en Francia. Los los inmigrantes ha puesto la atención en el túnel en las últimas semanas. El medio de solución a largo plazo es proporcionar a los inmigrantes el acceso seguro al asilo en los países de tránsito – a condición de que tengan derecho a algún tipo de protección.

MITO 5: Los inmigrantes permanecerán atrapados en su país de acogida

Falso. Más del 80 por ciento de los 59 millones de refugiados en todo el mundo permanecen en su región geográfica de origen. ¿Por qué? Debido a que la mayoría a menudo tiene la esperanza de un rápido regreso a casa. Los estudios muestran que la gran mayoría regresará a su lugar de origen para recoger sus pertenencias, para reunirse con sus familias, para seguir adelante con sus vidas .... una vez que callen las armas y que haya un atisbo de esperanza.

MITO 6: Europa tiene una política de puertas abiertas

Los Estados de la UE son signatarios de la Convención sobre los Refugiados de la ONU, lo que significa que deben acoger a las personas víctimas de persecución política. Esto también se aplica a las personas que están gravemente marginadas en su país de origen por sus creencias políticas, hasta el punto de que su dignidad humana sea violada. La UE tiene todo el derecho a deportar a los inmigrantes ilegales. La gran mayoría de los migrantes que han aterrizado en Malta en los últimos 10 años tenían derecho a algún tipo de protección.

MITO 7: Personas peligrosas se esconden entre los inmigrantes

Sí ... de la misma manera que uno se puede encontrar con nativos peligrosos en Londres, Berlín o Paceville. Por supuesto que siempre habrá manzanas podridas, por supuesto que es necesario tener controles rigurosos, pero las estadísticas muestran que la gran mayoría de los refugiados simplemente están buscando un medio de comer y trabajar.

Mito 8: Proporcionar rescate funciona como efecto llamada

Falso. Cuando Italia paró su misión de rescate Mare Nostrum se produjeron las tragedias más horribles en nuestros mares. El poeta somalí-británico Warsan Shire escribió una vez en relación con los refugiados, "que nadie pone a sus hijos en un barco a menos que el agua sea más segura que la tierra".

MITO 9: Deberíamos tener el derecho de elegir

Algunos en los países del este y centro de Europa han subrayado la retórica anti-musulmana en las últimas semanas diciendo que sólo aceptarían cristianos. Simplemente encienda su televisión o navegue por sitios web de noticias y se dará cuenta de que la persecución y la pobreza extrema no aflige sólo a los cristianos. La legislación europea también prohíbe específicamente la discriminación basada en las creencias religiosas.

MITO 10: Son parásitos y están quitándonos nuestros trabajos

Los inmigrantes que han viajado al Reino Unido desde el año 2000 han sido un 43 por ciento menos propensos a reclamar los beneficios o créditos fiscales en comparación con la fuerza laboral nacida en el Reino Unido. A menos de que me esté perdiendo algo, la mayoría de los africanos aquí están haciendo trabajos que los malteses no quieren hacer. Y por favor no me hagan hablar sobre sus condiciones ...