La Cumbre UE-África sobre migración, la llamada Cumbre de La Valetta, se ha convocado después de una cumbre de emergencia de los jefes de gobierno en reacción a una de las más horribles tragedias a las puertas de Europa, el naufragio que se llevó unas 800 vidas en el Mediterráneo.

Sólo unos días antes de la cumbre, se ha comprobado que existe desacuerdo entre la UE y la Unión Africana (UA) En cuanto a la cuestión de la repatriación y la readmisión. Esto no es sorprendente dada la agenda para la Cumbre de La Valetta, que ha sido visto por los africanos para ser guiado únicamente por la UE y por las siguientes razones.

En primer lugar, lo que está claro es que la UE convocó la cumbre de La Valetta y la UA ha sido invitada a tomar parte, o debería decir que algunos algunos líderes africanos que la UE considera importantes para su agenda de migración han sido invitados a tomar parte.

La invitación de la UA a la cumbre sin la presencia de algunos líderes africanos clave plantea un problema. Por ejemplo, la decisión de dejar de lado a líderes como el presidente Robert Mugabe de Zimbabwe, quien es el presidente de la uA, estaba obligada debido a la división de opiniones dentro de la UA.

Herramienta para el Desarrollo

En segundo lugar, la cumbre fue vista desde el inicio por la UA como la Cumbre de la con los miembros de la UA como huéspedes. Además de los diversos instrumentos que definen la asociación o relación UA-UE, es significativo indicar que la UA ha tenido una posición en la migración y el desarrollo desde junio de 2006.

Mientras que la posición africana sobre la emigración es que se trata de un instrumento para el desarrollo y la reducción de la pobreza, la estrategia de la UE es la de blindar sus fronteras con África. La UA ha llamado siempre a la UE a que revise las políticas que son perjudiciales para las economías africanas y su desarrollo, particularmente las políticas comerciales de la UE y la Política Agrícola Común.

Según un informe lanzado este año por la Comisión Económica de la ONU para el Pánel de África sobre los flujos financieros ilícitos, la transferencia ilícita de fondos, como la evasión de impuestos y el lavado de dinero, hacia fuera de África por las empresas multinacionales ascendería a 50 billones de dólares alnaño, que es el doble de la cuantía de la ayuda que recibe África.

Chantaje político

En tercer lugar, la Cumbre de La Valetta plantea un dilema moral para la UA y su liderazgo. La UE es el mayor donante de la UA. Por tanto, hay quienes ven la Cumbre otra forma de chantaje político para torcer el brazo de la UA. La UE atribuye dinero en efectivo a los líderes africanos y en retorno pide la readmisión de sus nacionales.

Por otra parte, hay quienes piensan que un fracaso en alcanzar un acuerdo sobre la readmisión da la oportunidad a los Estados miembros de la UE para celebrar acuerdos bilaterales con los países, proporcionando buenas recompensas financieras a los países de acuerdo con los acuerdos ad hoc.

Dicha acción de los Estados miembros de la UE minará y debilitara la cohesión institucional de la Comisión de la Unión Africana.

Oportunidades Mejores

La llegada de amplios números de refugiados de Oriente Medio, particularmente de Siria, ha cambiado el discurso de los inmigrantes africanos a los inmigrantes económicos.

Aquí es exactamente donde está el desacuerdo entre la posición africana sobre la migración y la posición de la UE. Para la UA, la pobreza y los desastres naturales por los efectos del clima fuerza que los jóvenes africanos emigren a Europa en busca de mejores oportunidades. La migración de África ha tenido tanto un impacto positivo en las economías de los países africanos en cuanto a las remesas, y tiene un impacto negativo en términos de la fuga de cerebros.

En mi opinión, la Cumbre UE-África es una oportunidad para que los líderes de la UE y sus homólogos africanos entren en un diálogo abierto y transparente para abordar las preocupaciones de ambas partes para encontrar soluciones duraderas tratando las causas fundamentales.

La reciente adopción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible(SDSR) por las Naciones Unidas proporciona el fondo para este diálogo constructivo para que tenga lugar de forma que en el espíritu de la declaración de la ONU sobre los ODS "nadie se quede atrás".