La ciudad de Görlitz, en Sajonia, es una rareza temporal. Situada en el meridiano 15, marca con precisión la hora que rige en el corazón de Europa Central. Sin embargo, allí el tiempo no transcurre igual que en otros lugares.Esta ciudad – que no aparece en ningún mapa alemán, ni siquiera como punto de acceso a la autopista, ni como lugar de producción –  desprende un halo de autenticidad.

Lea el artículo completo en el sitio web de Frankfurter Rundschau

Este artículo ha sido retirado bajo petición del propietario de los derechos de autor