La Comisión Europea hizo circular recientemente una nota interna en la que pone sobreaviso a sus funcionarios sobre los continuos intentos para "obtener documentación confidencial y delicada" de las decisiones tomadas en su seno. Para Kristof Klerix, periodista de la revista belga de política internacional MO, y autor de "Los servicios extranjeros en Bélgica", Bruselas sería "junto a Washington y Ginebra, una de las tres ciudades clave para los servicios de espionaje de todo el mundo".

Y es que en la capital europea no solamente circula información política, militar o económica. También las redes terroristas aprovechan su centralidad, debido a las importantes comunidades inmigrantes que se concentran en Bélgica.