El espacio universitario europeo pretende adoptar poco a poco el inglés como lengua principal de enseñanza. Los títulos universitarios en esta idioma cada vez son más numerosos, aunque en el caso de los países del sur de Europa los cambios se realizan con mayor lentitud. Por su parte, algunas universidades británicas temen que con estas medidas puedan perder su "ventaja competitiva" frente a las demás universidades europeas.

A tres meses de la implantación del Espacio Europeo de Educación Superior(EEES), como culminación del Proceso de Bolonia, que pretende la convergencia educativa europea, la periodista experta en materia de educación Susana Pérez de Pablos analiza la situación y sus perspectivas de evolución en las páginas del diario El País.