Cuando Presseurop interrumpió su actividad, anunciamos que no se trataba de un "adiós", sino de un "hasta luego".

Efectivamente, resultaba inconcebible renunciar a este espacio privilegiado de información y de discusión sobre Europa, esencial para la emergencia de un espacio público europeo. Resultaba igualmente inconcebible abandonar pura y simplemente a la comunidad que a lo largo de los años se ha creado en torno a Presseurop.

El vasto movimiento de apoyo que se desató a raíz del anuncio del cierre de Presseurop no ha hecho sino reforzarnos en nuestras convicciones.

VoxEurop retoma de esta manera el principio de Presseurop, con una nueva denominación, más coherente con la ambición que nos hemos fijado: crear un verdadero medio de comunicación europeo, capaz de aunar a todas las voces de Europa, la de la prensa, desde luego, pero también la de los ciudadanos y la de las redes sociales. Y ello manteniendo los diez idiomas de Presseurop. Porque queremos contribuir con mayor ahínco a la emergencia de una opinión pública europea, indispensable para la existencia de un verdadero debate democrático en un ámbito continental.

Los periodistas, traductores e informáticos que llevamos a cabo Presseurop nos hemos agrupado en una asociación sin ánimo de lucro, que tiene como objeto retomar el proyecto y proseguir la aventura. Los grupos de prensa que lideraban Presseurop no han deseado continuar su actividad tras el fin de la subvención de la Comisión Europea, el 22 de diciembre de 2013.

Una primera etapa, asegurar que los artículos publicados por Presseurop sigan siendo accesibles, algo que no estaba garantizado a priori, se ha franqueado hoy, gracias a la tenacidad de un grupo de profesionales voluntarios, y con el acuerdo de los antiguos operadores de Presseurop. Pero no podremos franquear las siguientes etapas (poner en marcha un equipo permanente y asegurar un ritmo de publicaciones a la altura de lo que los lectores esperan) sin su ayuda. Realizar un sitio web de actualidad y de debate multilingüe susceptible de dirigirse a más de medio millón de lectores constituye un desafío editorial, técnico y sobre todo económico de gran dimensión. Tenemos la ambición, el entusiasmo y la voluntad, pero los recursos económicos, sin los que nada resulta posible a largo plazo, son mucho más complicados de obtener. VoxEurop podrá desarrollarse y tener una larga vida, ante todo, gracias a las contribuciones de todos aquellos que desean la existencia de un medio de comunicación paneuropeo al servicio de los ciudadanos. ¡Contamos con ustedes¡

Dibujo de Gianfranco Uber, Cartoon Movement