Cover

Tras haber causado dudas sobre su adhesión al refuerzo del Fondo Europeo de Estabilización Financiera (FEEF) durante mucho tiempo, Bratislava parece que finalmente dará su voto a favor. El partido Libertad y Solidaridad (SaS, miembro de la coalición en el Gobierno), que se mostró en contra del plan de rescate de Grecia hasta el punto de amenazar la estabilidad de la coalición de centro-derecha liderada por Iveta Radičová, finalmente “ha aceptado la defensa del euro”, titula SME.

Según el acuerdo firmado con Radičová, Eslovaquia aprobará las modificaciones en el FEEF, pero sin participar financieramente en el mismo, un acuerdo calificado por SME de “ingenuo y egoísta“. El refuerzo del FEEF deberá ser aprobado por todos los países de la eurozona. Hasta la fecha, lo han ratificado diez países. Eslovaquia deberá votar el 17 de octubre, la fecha límite que han fijado los dirigentes europeos y el Banco Central Europeo.