El comisario europeo de Agricultura, Dacian Cioloş, presentó el 12 de octubre en Bruselas una nueva reforma de la Política Agrícola Común (PAC).

Adevărul señala que "Rumanía, al igual que otros países del Este, recibirá más fondos en el periodo 2014-2020. La nueva reforma ayuda además a estos Estados que van a ganar un 30% más en subvenciones, en detrimento de los países del Oeste".

Las principales novedades en relación al presupuesto de la PAC [55.000 millones de euros anuales, es decir, el 40% del presupuesto de la UE] consisten en una simplificación de los pagos individuales, una ayuda a la instalación para los agricultores más jóvenes y una disminución en las obligaciones a las que están sujetos los agricultores. El objetivo: permitirles ser más flexibles y adaptarse más a los mercados.

Además, continúa el diario rumano, "las ayudas para los grandes terratenientes tendrán un techo, las subvenciones se concederán en función de la superficie del terreno que se cultive y no en función de la superficie total o de la capacidad de producción. El presupuesto dobla el montante destinado a innovación e investigación. Además, el 30% de la ayuda directa concedida por la UE quedará sujeta a medidas de protección del medioambiente", recoge el Adevărul.

Si Rumanía, que cuenta con el mayor número de explotaciones agrícolas de la UE (el 32% del total de la UE) acoge favorablemente esta reforma, los grandes terratenientes británicos y españoles tendrán de qué preocuparse.

"La UE limitará las ayudas a los 'agricultores de sofá' ", titula Público. El diario madrileño señala que la Comisión ha emprendido "una particular cruzada para revolucionar las ayudas a la agricultura". En este sentido, el elemento más innovador de la propuesta es el control de las ayudas a los grandes terratenientes y a las explotaciones cuyos propietarios no tienen la agricultura como actividad económica principal: " Esto afecta de lleno a grandes terratenientes como son la reina de Inglaterra y [el príncipe] Alberto de Mónaco, y, en España, es simbólico el caso de la duquesa de Alba", precisa el diario.