Cover

“Los Países Bajos, un paraíso fiscal para numerosas multinacionales”, titula De Volkskrant, que analiza un estudio de ActionAid. Esta ONG, que ha estudiado las 100 principales multinacionales que cotizan en la Bolsa de Londres, ha contabilizado que las mismas tienen 8492 filiales en el extranjero, de las cuales 1330 está implantadas en los Países Bajos. Solo el Estado de Delaware, en los Estados Unidos, acoge a más empresas extranjeras. Los Países Bajos son un “lugar de tránsito mediante el que las sociedades pueden enviar sus beneficios hacia paraísos fiscales sin ser cuestionados”, explica el diario de Ámsterdam, indicando que el país atrae a numerosos artistas debido a que los beneficios conseguidos por derechos de autor en el extranjero no están sometidos a impuestos.

Esta forma de evasión fiscal es denunciada por ActionAid, que estima que la falta de ganancias de los Estados penaliza de forma indirecta a los países en desarrollo, que reciben tres veces menos de ayuda. “Sin la evasión fiscal, los objetivos del milenio podrían alcanzarse sin ningún problema”, explica ActionAid en el diario, poniendo como ejemplo a Shell y BP, “que tienen más de 100 sociedades en el Caribe, donde no se he encontrado ni una gota de petróleo”.