El Parlamento Europeo ha otorgado este 19 de octubre su cuarto premio de periodismo. Cuatro periodistas -el francés Romain Gubert (prensa escrita), el italiano Massimiliano Nespola (web), e finlandés Tero Koskinen (televisión) y el alemán Steffen Wurzel (radio)- han sido galardonados. Ellos han contribuido a “mejorar la comprehensión de las instituciones o de la política de la UE”, explica Expressen. Para este tabloide sueco, que nunca es muy amable con Bruselas, “este premio no es razonable”, porque “el objetivo del periodismo no es el de mejorar la comprehensión de la política de la UE ni de su burocracia bizantina, sino el de investigar y explicar, que es otra cosa completamente distinta”.

“La UE hace demasiadas cosas de las que se debería abstener”, añade Expressen. “Recompensar a los periodistas es una de ellas. No podemos cuidar a una prensa libre y al mismo tiempo recompensar a los que escriben “buenas cosas” sobre los “buenos temas”.