Cover

“¿Conoceremos algún día el número exacto de gitanos en Rumanía?” Esta es la pregunta que se hace el Jurnalul National, que titula “En el censo se disminuye el número de gitanos”. Este 20 de octubre precisamente es la fecha de comienzo del primer censo realizado según las normas europeas desde la caída del comunismo, en 1989. Uno de los grandes desafíos de la operación, que durará hasta el 31 de octubre, será responder a esta pregunta, que se plantea tanto en Rumanía como en ámbito europeo. Según Romani Criss, la ONG que se ocupa de informar a la población gitana sobre el censo –a través principalmente de la distribución de chapas donde se puede leer “¡es fantástico ser gitano!” – ésta cuenta con 2,5 millones de personas, mientras que, según las autoridades, los gitanos son 500.000. “Entre las ventajas de la sinceridad –más fondos europeos, más becas escolares- y el temor a verse estigmatizados” y pagar más impuestos, los gitanos se enfrentan a un dilema, escribe el diario de Bucarest.