Cover

Aunque todas las miradas de Europa se centran hoy en Irlanda, los croatas van a volver a la mesa de negociación en Bruselas, tal y como informa Gazeta Wyborcza. Durante casi diez meses, Eslovenia ha logrado bloquear las conversaciones sobre la adhesión de Croacia a la UE, por la disputa fronteriza en el Golfo de Piran y en el río Dragonja que los dos países vienen arrastrando desde la caída de Yugoslavia en 1991. Hace unas semanas, el Primer ministro esloveno Borut Pahora se reunió con su homólogo croata Jadranka Kosor para buscar una solución cordial a la disputa. Croacia prometió a Eslovenia acceso al Adriático a través del Golfo de Piran, mientras que los eslovenos acordaron no vincular las negociaciones al arbitraje. Según el diario de Varsovia, muchos expertos creen que Croacia es el único país con alguna posibilidad de convertirse en miembro de la UE en el “futuro inmediato”. La mayoría de los croatas desean unirse a la UE. Hasta ahora Zagreb ha abierto 22 áreas de negociación y sólo ha cerrado 7 de 33. No obstante, el comisario de la ampliación de la UE Olli Rehn estima que las negociaciones con Croacia deberían finalizar en el segundo semestre de 2010.