Cover

El 22 de octubre, la Iglesia de Suecia —a la que pertenecen el 73% de los Suecos— reconoció los matrimonios homosexuales, autorizados por la ley desde el pasado 1 de mayo. La decisión del sínodo de obispos, que también ha aprobado una liturgia específica, llega después de largos años de discusión, tal como señala el periódico Dagens Nyheter. A partir del 1 de noviembre, los pastores que lo deseen podrán celebrar/oficiar matrimonios con validez civil entre personas del mismo sexo en su iglesia. “En la sociedad sueca, las tradiciones tienen relativamente escasa importancia. Lo que cuenta es actuar por el bienestar de las personas”, ha explicado al periódico el arzobispo Anders Wejryd.

El mismo día, el Tribunal Constitucional alemán obligó a una empresa a conceder la pensión de viudedad a una pareja homosexual, estableciendo así que los gays que vivan en unión civil no pueden ser discriminados respecto a las parejas casadas. Una decisión que puede “suponer un cambio fundamental en nuestra sociedad", estima el diario Süddeutsche Zeitung.