Los habitantes de Kaliningrado, el enclave ruso situado entre Polonia y Lituania, podrán viajar dentro de poco sin necesidad de visado a Gdańsk y otras ciudades del lado polaco de la frontera.

En contrapartida, los polacos de las provincias de Pomerania y Mazuria, no necesitarán visado ruso rusa cuando viajen a la región de Kaliningrado para, por ejemplo, repostar gasolina, mucho más barata que en Polonia, se felicita Gazeta Wyborcza.

Y esto gracias a un acuerdo de movimientos transfronterizos que será firmado en Moscú el 14 de diciembre por los ministros de Asuntos Exteriores de Rusia y Polonia. "La diplomacia rusa puede decir que se trata del primer éxito tangible en sus relaciones con la UE. Han pasado años desde que Rusia firmara algún acuerdo con la UE [...] hasta hace poco el diálogo entre nosotros había sido meramente formal", dice un diplomático polaco al diario de Varsovia.

Mientras tanto, el ministro ruso de Asuntos Exteriores Sergey Lavrov expresó su esperanza de que el acuerdo "impulse el movimiento transfronterizo libre de visados entre Rusia y la UE".