Cover

"Todo ciudadano tiene derecho a Internet", titula De Standaard. El diario hace referencia al acuerdo establecido entre el Parlamento Europeo y el Consejo sobre el "Paquete de telecomunicaciones", que se ha sometido al examen de los eurodiputados. Los proveedores de acceso a Internet (PAI) sólo podrán interrumpir la conexión de sus clientes que hayan infringido los derechos de autor si se emite una orden judicial según el Convenio Europeo de DerechosHumanos (CEDH).

El diario explica que la Unión Europea "ha reconocido de este modo que Internet es esencial para hacer valer derechos fundamentales, como el del acceso a la información y el de expresión" y que lo ha hecho "a pesar de las intensas presiones por parte de la industria de la música y del cine". En efecto, hasta ahora, si un artista estimaba que un internauta había infringido su derecho de autor, podía solicitar al PAI del internauta que interrumpiera su conexión. De Standaard precisa que "deberá seguirse siempre este procedimiento y sólo constituirán excepciones los casos muy graves, como los de pornografía pedófila o de terrorismo".