Cover

"El paro corta a Europa en dos", titula en portada La Tribune, revelando las importantes disparidades entre la Europa del sur y la del norte: "Alemania muestra su índice más bajo desde 1991 mientras que en España se dispara hasta casi un 23%. Y la publicación el viernes próximo de la estimación de la Comisión Europea para el pasado mes de diciembre en la zona euro debería confirmar esta distancia", precisa el diario económico parisino, que añade que "esta dicotomía europeo refleja en primer lugar el estado de las economías del Viejo Continente. Unos se hunden en la recesión (Grecia, Portugal, España), y otros logran mantener un ritmo de crecimiento, aunque modesto".

Para Financial Times, entre las razones de la buena salud de los países del norte, especialmente Luxemburgo, Países Bajos, Austria y Alemania, figuran las reformas del mercado laboral hechas antes del comienzo de la crisis, que "han ayudado a que los trabajadores de estos países sean competitivos en el ámbito internacional, un factor que falta de manera importante en los países periféricos". El diario de la City apunta igualmente a que en estos países hay una fuerte tradición exportadora en sectores que se han beneficiado de la recuperación rápida de las economías de los países emergente tras la recesión de 2009. Sin olvidar las políticas específicas de emplo, como la de Alemania, que prefiere recurrir al paro parcial antes que a los despidos.

Precisamente este argumento es el que Tageszeitung trata de desmitificar. Las reformas realizadas por Berlín no han creado nuevos empleos, sino que más bien los han distribuido entre un número mayor de trabajadores, creando de paso un sector de salarios bajos. De esta forma, TAZ calcula en 8,4 millones los alemanes "sub-empleados" y recuerda que en el país, la brecha entre ricos y pobres se agranda más rápidamente que en los otros países industrializados. Y para festejar la cifra récord de 41 millones de empleados, el periódico informa de que el Gobierno acaba de gastar 330.000 euros para la campaña de publicidad en carteles "Danke Deutschland – Wirtschaft. Wachstum. Wohlstand” [“Gracias Alemania – Economía. Crecimiento. Prosperidad”].