Cover

" Estamos más cercas de Europa", declara el Jurnal de Chisinau, anunciando la buena nueva: por vez primera desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, Crăciun (Navidad, en rumano) será celebrada el 25 de diciembre en Moldavia, y no el 7 de enero, como hasta ahora. El Jurnal apoya así la decisión del gobierno de Chisinau de adoptar la fecha prevista en el calendario gregoriano (católico), en lugar de la del calendario juliano (ortodoxo), en vigor desde la anexión de Moldavia a la Unión Soviética:” Celebraremos la Navidad al mismo tiempo que todos los cristianos europeos”, afirma el diario moldavo, para el que se trata de “un paso más hacia la UE”.