Cover

Tras el lanzamiento de la página web del Partido por la Libertad (PVV, populista) que insta a los holandeses denunciar las “molestias y la contaminación” de los residentes de los países de Europa central y oriental, los embajadores de los diez Estados a los que les incumbe han enviado una carta abierta dirigida “a la sociedad holandesa y a sus líderes políticos”.

En su misiva, publicada en la portada de NRC Handelsblad y de la que se hace eco el Volkskrant en sus páginas de opinión, los embajadores afirman que la página alienta los estereotipos negativos, que es “discriminatoria” y que “denigra a un grupo concreto”, que, además, “ha contribuido considerablemente al crecimiento económico y al presupuesto holandés”. Elogiando el papel ejemplar que los Países Bajos han desempeñado en materia de libertad y de tolerancia, los embajadores rematan su carta pidiendo a la “sociedad holandesa y a sus líderes políticos que marquen una distancia respecto a esta discutible iniciativa”.

En su editorial, el NRC presenta la difícil situación en la que se encuentra el Ejecutivo liderado por el liberal Mark Rutte, al que apoya el PVV, pero manifiesta que confía en que “el Gobierno se distancie a raíz de la mencionada página que incita al odio”. El diario de Rotterdam lamenta también que “la web ponga en riesgo la cooperación entre los Países Bajos y los Estados en liza, puesto que eso contraviene los intereses holandeses".

Precisamente, De Volkskrant subraya que las empresas holandesas sufrirán las consecuencias de la imagen negativa de los Países Bajos en los países en cuestión, especialmente en Polonia, y en concreto en el sector de la floricultura. Ironías del destino, señala el diario, el Keukenhof, el conocido parque al aire libre que abre el 22 de marzo, tendrá como tema este año “Polonia – el corazón de Europa”.

En los países contra los que se dirige la iniciativa del PVV, las reacciones no se han hecho esperar. Por ejemplo, el diario eslovaco Pravdaescribe que

Clasificar a los individuos según la etnia o la religión a la que pertenezcan es un método de eficacia demostrada al que recurren los populistas que necesitan buscar culpables para conseguir votantes. […] Incluso en los Países Bajos, donde el clima político ha cambiado mucho en los últimos años, no son inmunes a ese virus.

La página web búlgara euinside afirma que "este tipo de campañas, como la organizada por el Partido por la ‘Libertad’ holandés, dejan traslucir un cierto poso amargo de que los cincuenta años de Europa unida que hemos vivido no han servido para nada".