Cover

"Primera protesta masiva contra la reforma laboral", titula La Vanguardia, el día siguiente a las manifestaciones celebradas en 57 ciudades españolas contra la reforma laboral emprendida por el Gobierno de Mariano Rajoy. Decenas de miles de personas desfilaron bajo la convocatoria de las dos principales centrales sindicales (UGT y CCOO). Se trata de un "primer paso de una ofensiva que eventualmente podría derivar en una huelga general", añade el diario de Barcelona, que considera que esta posibilidad sería "un grave error":

el Gobierno no puede ni debe dar marcha atrás en las decisiones que ha tomado. Si lo hiciera, pondría en juego su credibilidad ante la Unión Europea y ante los mercados financieros, que exigen que España rompa, como ha hecho, las rigideces del mercado laboral que dificultan la adaptación de las empresas a las coyunturas adversas y generan mayor desempleo del que sería deseable, a diferencia de lo que sucede en otros países europeos.

Para El País, por el contrario, se trata de un "mensaje (..) que el Gobierno del PP haría mal en ignorar". El diario madrileño elogia la "estragia moderada y correcta" de los sindicatos.

se puede discutir si esta reforma es o no la adecuada. Lo que es indiscutible es que ha generado un clima de inseguridad en amplios sectores de la población

Adoptada el pasado 10 de febrero, la reforma prevé que la indemnización por despido pase de 45 a 33 días por año trabajado, y a 20 días en el caso de las empresas en dificultades, caso que afecta a la mayoría de las empresas españolas en la actualidad. También promueve deducciones fiscales para las Pymes, que podrán contratar a jóvenes durante un período de prueba de un año, en el que el trabajador podrá ser despedido sin indemnización. Por último, privilegia los convenios colectivos de empresa, qu tendrán prioridad sobre los convenios sectoriales.