Cover

Durante su primera cumbre europea, el 10 de diciembre, “Herman Van Rompuy, sorprendió a los mandatarios europeos con un mensaje dominado por el pragmatismo y la simplificación para agilizar el funcionamiento de la Unión” anuncia el diario El País. “Rompuy empezó por anunciar una drástica reducción de los miembros que asisten a los Consejos Europeos” señala el periódico madrileño. El nuevo presidente del Consejo europeo ha expresado su deseo de poner fin a las conclusiones “largas, burocráticas e ilegibles” y, “en su lugar, propone un nuevo modelo de sólo tres o cuatro páginas y que pueda ser entendido por todo el mundo”. Desde el 1 de enero, España estará encargada de la presidencia de la UE, la primera que se regirá por los criterios del Tratado de Lisboa, que dispone que las reuniones sean dirigidas por el presidente permanente del Consejo. Sin embargo, señala el periódico, como Van Rompuy no dispone aún de un equipo y la nueva Comisión no empezará a funcionar hasta finales de enero o principios de febrero, “el protagonismo de Zapatero será mayor al de sus sucesores".