Cover

La guerra de Lukashenko", titula Gazeta Wyborczadespués de que las autoridades bielorrusas ordenasen la retirada de Minsk de los embajadores de Polonia y de la UE, como respuesta a las nuevassanciones impuestas al país por la UE.

Se cree que embajadores de otros Estados miembros también abandonarán el país como gesto de solidaridad. El diario de Varsovia señala que

al hostigar a los embajadores, Alexander Lukashenko trata de paralizar los servicios diplomáticos de países muy generosos con la expedición de visas a sus compatriotas.

Mientras tanto Rzeczpospolita insiste en que, a pesar de que "Lukashenko ha designado a Polonia como el ‘enemigo número 1’" y de que "una dura retorsión diplomática era una obligación", se recomienda un enfoque moderado

No sabemos si en un año o en medio Lukashenko tendrá que pedir a la UE de nuevo fondos o asistencia. Si acontece, no debemos renunciar a solicitar que se libere a los presos políticos, pero no exageremos al pedir la plena democratización.