Cover

Según revela The Times, se ha producido un conflicto diplomático entre el Reino Unido e Israel debido a la orden de detención emitida contra Tzipi Livni, antigua ministra de Exteriores israelí, cuando preparaba un viaje a Londres. “La orden tenía como objetivo cuestionar el papel que desempeñó Livni en la ofensiva emprendida por Israel sobre Gaza el invierno pasado, por la que ambas partes han sido acusadas de crímenes de guerra”, publica el diario londinense.

Se dice que el gobierno israelí estaba “muy molesto” por este asunto y “ha advertido hoy en un tono nada cordial que sus vínculos con Gran Bretaña corren un serio peligro”. Aprovechando su participación en una conferencia sobre seguridad, Livni —que posteriormente canceló su reunión con un grupo judío en Londres— ha declarado sentirse “orgullosa” del papel que jugó en la Operación Plomo Fundido: una ofensiva israelí desencadenada por el lanzamiento de misiles desde Gaza en la que perecieron unos 1.400 palestinos y 13 israelíes en las tres semanas que duró el conflicto.