Cover

“En Holanda, en el 80% de los casos, el amianto se retira de los edificios de apartamentos y de empresas sin autorización”, destaca Trouw en su portada. El periódico ha tenido acceso a un informe de julio de 2009, elaborado por encargo del ministerio de Asuntos Sociales, Ordenación Territorial y del Medioambiente. Según fuentes anónimas, “los ministros han quedado tan desconcertados por los resultados del informe, que han bloqueado su publicación”. La utilización del amianto está prohibida en el país desde 1993, pero el 70% de los edificios construidos antes de esa fecha contienen ese compuesto, cuyas partículas son cancerígenas al ser inhaladas. En un reportaje , el periódico explica que no hay “control alguno sobre el transporte, tratamiento y almacenamiento final del producto” retirado de forma ilegal. Además, la certificación de las empresas de saneamiento es a menudo fraudulenta. “Los chanchullos de los promotores y de las empresas de saneamiento se cobran vidas, pero nadie sabe cuando morirán sus víctimas”, advierte Trouw.