Cover

¿Dónde acabaron los más de 20.000 niños rumanos (30.000 según algunas ONG) adoptados, sobre todo en el extranjero, entre 1990 y 1997? Según la investigación realizada por România Liberă, el Estado rumano les ha perdido la pista, debido al procedimiento aplicado en la época, que el diario de Bucarest califica de "jugoso comercio transfronterizo" organizado por "orfelinatos insalubres". Entonces, "en los vestíbulos de los hoteles se ofrecía a los extranjeros la venta de niños", violando así la Convención de La Hayasobre la adopción internacional. Las autoridades rumanas, según explica al diario un experto de Defence for Children International, se limitaban a mencionar en su registro el nombre de los niños adoptados y, a veces, "bastaba con elegir y firmar el acto de adopción ante un abogado".