Los flamencos se interesan poco en las elecciones europeas y regionales del 7 de junio, pero siguen con gran interés une emisión de tele-realidad: Mijn restaurant ("Mi restaurante"). Este concurso por eliminación permite que una pareja lleve a cabo su sueño: abrir un restaurante. La gala de la final, informa De Standaard, la cadena VTM batió todos los records de audiencia con más de 1,5 millones de flamencos pegados a la televisión, lo que representa el 66% de la audiencia total. "Mi restaurante" no es solamente "buena televisión de contenido picante hecha por profesionales", comenta el diario. "Satisface igualmente nuestra naturaleza flamenca. Porque la buena comida y las cenas copiosas son nuestros temas de conversación preferidos. Además, nos encanta comparar los restaurantes […] se trata de un cliché, pero a los flamencos siempre nos gustará la buena vida".