Cover

“Europa ya está harta de las mentiras de Orbán”, asegura el Népszava. El diario explica que el Gobierno húngaro reniega de las condiciones impuestas por la Comisión Europea, el FMI y la Unión Europea para encauzar las negociaciones de ayuda financiera al país. Está en juego un crédito de 15.000 a 20.000 millones de euros, pero las negociaciones no avanzan porque “el Gobierno húngaro ha respondido a las preocupaciones europeas con falsas promesas”. El periódico de izquierda subraya que:

Hace semanas que el Gobierno húngaro conocía las condiciones, pero rechaza someterse a ellas. [...] La situación está clara. Bruselas quiere que la democracia, minada, se restablezca. Cosa que Orbán no quiere prometer.

El otro diario de izquierda, Népszabadság, considera que

el Gobierno está en un berenjenal. […] Las condiciones del crédito se conocen desde enero y no han cambiado. Se trata de garantizar la independencia del banco nacional y de que la Justicia funciona. […] Y el problema no acaba ahí, surgen más problemas con las nuevas leyes fundamentales, concretamente la nueva ley sobre la familia y el código electoral, porque Europa piensa que hay que revisar todo el nuevo sistema constitucional de nuestro país. […] Respecto a las condiciones muy precisas de con relación a la Justicia, hay que recalcar que el estado de Derecho es una cuestión de honor en el seno de la Unión. Bruselas no negociará sobre este punto.