Cover

El pirateo de derechos para contaminar está en apogeo. Después de un primer ataque a finales de 2009, ciberpiratas profesionales han atacado varias empresas en Europa, Japón y Nueva Zelanda, revela Financial Times Deutschland. Los ciberpiratas enviaron a las empresas estafadas falsos correos solicitándoles registrarse de nuevo en la plataforma de intercambio (de derechos de emisión de CO2), con el fin de estar protegidos contra un ataque. Con las nuevas claves de acceso, los ciberpiratas enviaron derechos de emisión a cuentas en Dinamarca y Reino Unido para luego revenderlos. Se desconoce aún el número de empresas que han sido víctimas de la estafa, "pero las verificaciones en una docena de empresas en Alemania han dejado evidencias de nueve casos de fraude." Como reacción al ataque, los registros de carbono de 13 países fueron temporalmente cerrados. "Este sistema de intercambio es de momento el instrumento más eficaz para la protección del clima. Sin embargo, este nuevo fraude ha dejado al descubierto su fragilidad", se lamenta el periódico.