Cover

Aunque en Bélgica existe una gran escasez de clérigos, el obispo de Brujas y el nuevo y polémico arzobispo de Bruselas no desean contratar a sacerdotes procedentes de Polonia. Según el diario holandés Trouw, el cambio de la religiosa Polonia a la secularizada Bélgica les produciría una gran conmoción. "Los sacerdotes se desencantarían", afirma el arzobispo André-Joseph Léonard. Tampoco quieren sacerdotes africanos. Según Roger Vangheluwe, obispo de Brujas: "Los sacerdotes africanos serían más útiles en sus países de origen. ¿Y cuáles serían realmente sus intenciones? ¿Salvar a nuestra iglesia o simplemente venir a Bélgica en búsqueda de una vida mejor?". Tal y comoinforma La Libre Belgique, los gays tampoco son bienvenidos según el nuevo responsable de la iglesia belga: Leonard causó un gran revuelo al afirmar que la homosexualidad "no es normal", al igual que la anorexia "no entra dentro de la lógica del apetito".