Cover

Los holandeses, que apenas se están reponiendo de la caída del gobierno el pasado 20 de febrero, acuden a las urnas el 3 de marzo para renovar 393 consejos municipales. Estas elecciones supondrán un “ensayo general” en vista de las elecciones legislativas del 9 de junio, aunque será difícil deducir de ellas predicciones fiables, según Trouw. El partido del populista Geert Wilders (PVV), que debería abrirse paso tras las legislativas según los sondeos, cuenta efectivamente con sacar provecho de la caída del gobierno, pero sólo participa en las municipales de dos ciudades (Almere y La Haya). “Durante las elecciones de junio, Wilders podría salir reforzado, pero los resultados de hoy no lo indicarán”, explica el diario. Por otro lado, señala que los municipios rivalizan en originalidad para hacer que los electores vayan a votar: La Haya, Groninga y Rotterdam han puesto en marcha el voto nocturno durante festivales de música.