El economista jefe del Deutsche Bank, Thomas Mayer, ha propuesto en un coloquio organizado por el diario alemán Die Welt la introducción de un "geuro" para Grecia, una moneda paralela al euro que sustituiría a este último en dicho país "para permitir a Grecia devaluar su moneda al tiempo que permanece en la zona euro", explica EUobserver :

Si la izquierda radical se alza con la victoria en las elecciones del 17 de junio y mantiene su promesa de rechazar el plan de ayuda de 130.000 millones de euros y los recortes presupuestarios que implica el mismo, Grecia podrá continuar en la zona euro sin ayuda financiera, a condición de que introduzca una divisa paralela. El "geuro" estaría constuido de promesas de pago, una forma de título de deuda emitida por el Gobierno que puede ser revendido. Sería fuertemente devaluado en relación al euro pero permitiría al Gobierno ganar tiempo para llevar a cabo las reformas y hacer votar los recortes presupuestarios [...] Una condición esencial para que este escenario funcione es que la ayuda continúe llegando de otros países de la zona euro y del FMI [...] Los bancos griegos, privados de liquidez, tendrían que ser salvados a través de la creación de un "banco malo" europeo.