Ante el derrumbe del Partido Laborista de Gordon Brown, los Conservadores de David Cameron, con 24 escaños, se han convertido en el partido británico de mayor peso en las elecciones europeas. Y la editorial de Financial Times defiende que, en cualquier caso, la determinación del líder tory para abandonar la alianza de centro-derecha más importante en el Parlamento europeo, el PPE, "es estúpida y contraproducente".

Cameron no solamente se va a alienar a sus aliados naturales como Angela Merkel o Nicolas Sarkozy, el FT prosigue. En su empeño para formar un nuevo grupo euroescéptico con unos excéntricos "socialemente muy conservadores" partidos, "ninguno de los cuales está en el poder", el Reino Unido se verá privado de "papeles relevantes en el parlamento". un "rigido compromiso a la impotencia", se queja un ex representante británico en Bruselas.