Fiel a su línea pro-Europa, Süddeutsche Zeitungestima en su editorial que “el rescate de Europa” pasa por la creación de eurobonos y, por lo tanto, de una federación europea.

Si el euro y el proyecto histórico e inédito de la Europa unida deben ser salvados, son los dos Estados más fuertes quienes deberán contribuir con sus tesoros más preciados: Alemania con su dinero y Francia con su soberanía.

O Los alemanes “aceptan los eurobonos o el euro muere”, asegura el periódico. En cuanto a los franceses, podrían coronar su política europea de la postguerra que ha intentado ante todo controlar la potencia económica alemana. Sin embargo, previene el diario:

Si Europa se ve en necesidad de emitir obligaciones federales, como en los Estados Unidos, debe transformarse en federación. Con un ministro de Finanzas europeo, un Parlamento común que controle el presupuesto y un presidente de la Comisión, elegido por sufragio directo, que represente la unidad del continente. […] Para lograrlo, Francia debe renunciar a una parte, aún mayor, de su soberanía. Quien busque la Grandeur en el mundo de mañana no la encontrará más en nombre de un Estado-nación sino en nombre de Europa, de todas maneras.