Cover

Francia no podrá prohibir el velo islámico integral de forma "general y absoluta" en sitios públicos, por ser contrario al derecho. Esto es, en resumen, lo que el Consejo de Estado ha remitido al gobierno francés el 30 de marzo. El principio de laicidad del Estado invocado por el gobierno, que "cuenta con legislar el velo integral, cueste lo que cueste", se impone efectivamente a las instituciones y a los agentes públicos, pero no a la sociedad ni a las individuos, excepto en lo referente a su presencia en establecimientos públicos, apunta Le Monde. Una prohibición bajo el nombre del principio de dignidad de la persona tampoco es procedente, anota el Consejo de Estado, que recuerda que la Corte Europea de Derechos Humanos protege el libre arbitrio siempre que no atente contra terceros. El Consejo de Estado recomienda limitar la prohibición del burka en ciertos espacios : colegios electorales, tribunales, salas de exámenes… Al mismo tiempo, el 31 de marzo, en Bélgica, los diputados reunidos en comisión se han expresado a favor de promulgar una ley que permita la prohibición del velo islámico integral en el espacio público, incluyendo la calle, lo que constituiría una excepción en Europa.