Cover

"La deriva de Grecia se vuelve pesadilla para Europa", titula Les Echos. El 22 de abril, dos malas noticias han supuesto "una lluvia fría para las esperanzas de una rápida recuperación de las finanzas del país". En primer lugar, el anuncio de Eurostat de que el déficit público griego alcanzó casi el 14% del PIB en 2009, en lugar del 12,7% que se había estimado previamente. Además, la agencia de calificación Moody´s ha revisado a la baja la nota del país. Y como resultado: los mercados nuevamente sacudidos por el pánico, el tipo de interés de las obligaciones griegas disparado y el euro bajo el umbral de los 1,33 dólares. "No es solamente Grecia la que está en riesgo de ahogarse en las aguas de Estigia", comenta Les Echos, "sino toda Europa". Mientras tanto los griegos, hartos de los ataques de la prensa alemana, parecen optar por boicotear los productos alemanes, informa Frankfurter Allgemeine Zeitung, que afirma que las exportaciones alemanas a Grecia disminuyeron un 19,4% en 2009.