Cover

El diario SME se lamenta en un editorial titulado "La vergüenza" de que la campaña electoral recién lanzada en Eslovaquia hunda al país en una "inmundicia sin precedentes". Los carteles del Partido Nacional Eslovaco (SNS) representan a un gitano medio desnudo, un tanto obeso, tatuado, con un gran collar de oro al cuello, acompañado del eslogan: "Para no alimentar a los que no quieren trabajar". El diario de Bratislava señala que al primer ministro Robert Fico le resultará difícil seguir ocultando que "hay racistas en su gobierno", ya que los nacionalistas del SNS "atraen a sus electores con racismo" y "estereotipos sobre los gitanos". SME además acusa a Fico de que, al dirigir desde 2006 una coalición que incluye al SNS, tolera la agresividad hacia los gitanos y la minoría húngara y lo convierte en algo aceptable y normal.