El mercado único de los servicios financieros europeos se está fragmentando, mientras los reguladores presionan a los bancos para que se retiren tras sus fronteras nacionales en medio de un creciente miedo al colapso del euro, informa The Times. Un informe del banco de inversiones estadounidense Goldman Sachs afirma que el préstamo interbancario en Europa ha disminuido, llevando consigo una reducción en el flujo de crédito del Europa del Norte al Sur. El diario continúa:

Esta tendencia está guiada en parte por los supervisores nacionales, que están presionando a los bancos locales para aumentar el capital y la liquidez a expensas de los otros países de la UE. Lo que exacerba esto es el miedo de la salida del euro [...] que está induciendo a los bancos del norte de Europa a limitar su exposición a los países mediterráneos por miedo a que sus préstamos sean pagados en divisas nacionales reintroducidas. La parte de los préstamos de los bancos alemanes a los bancos italianos como parte del PIB trimestral italiano se ha reducido a la mitad entre el período pre-Lehman [Brothers, 2008] y los primeros tres meses de este año, indicó Goldman.

>