Cover

“Alerta en una decena de reactores nucleares europeos”, titula La Tribune. El diario económico explica que, tras el descubrimiento de “posibles fisuras” en la vasija del reactor número 3 de la central nuclear belga de Doel, se deberían realizar controles sobre otros reactores de la UE.

La Tribune especifica que, según la Agencia Federal de Control Nuclear belga:

El grupo holandés Rotterdam Drydock Company [que fabricó estas vasijas defectuosas], que después cerró, abasteció con 20 vasijas de este tipo a otros países, además de las otras dos que se encuentran en dos reactores belgas, en Doel 3 y Tihange 2. Estas vasijas están [concretamente] en Alemania (en dos reactores), en España (2), en los Países Bajos (2), en Suecia (1) y en Suiza (2).

Le Monde explica que, en lo relativo al caso belga, unos “exámenes complementarios deben determinar cuál es la naturaleza de los defectos de la vasija” pero para ello serán necesarios “algunos meses de trabajo”. Consecuencia: Doel 3 se mantendrá parado, al igual que Tihange 2 (cerca de Lieja), que está dotado de una instalación similar.

Para Le Monde,

en caso de parar definitivamente [Doel 3 y Tihange 2], todo el país tendría problemas, porque depende en un 51% de la energía nuclear para el abastecimiento eléctrico.

Un parada definitiva podría trastocar el calendario que el Gobierno belga había previsto para abandonar el uso de energía nuclear, que contemplaba un proceso escalonado entre 2016 y 2025.