El número de los ataques xenófobos contra los inmigrantes se ha disparado durante el mes sagrado de ayuno islámico del Ramadán, que culminó con el asesinato de un iraquí de 19 años, a las puertas de una mezquita improvisada en el centro de Atenas el 12 de agosto. Según la policía, el adolescente fue asesinado por cinco individuos que se desplazaban en motocicleta. Los agresores fueron localizados previamente cuando intentaban atacar a inmigrantes rumanos y marroquíes. Todavía nadie ha sido arrestado en relación con el asesinato, en un momento en el que la frecuencia de este tipo de ataques está aumentando, afirma Kathimerini:

¿No queda ningún juez en Atenas? ¿No hay un fiscal? La razón de esta pregunta es que parece que hay bandas de delincuentes que circulan por la ciudad, pegando, acuchillando y matando a otros seres humanos y sin embargo, ninguna autoridad estatal parece estar dispuesta o ser capaz de hacer algo al respecto. [...]

Este país nunca se ha quedado a medias. Desde el progresismo superficial que sujetaba los funcionarios a la inacción hacia los inmigrantes ilegales, vamos ahora al otro extremo del espectro: el fascismo de la indiferencia cuando están asesinando a esas personas. [...] No nos importaba cuando esas personas entraban a hurtadillas en el país sin permiso. Asimismo, no nos importa que otras personas les peguen. Mientras tanto, las autoridades estatales están también incumpliendo con su deber. [...]

Necesitamos a un fiscal que cumpla con su deber, que es hacer respetar la ley, un fiscal que investigue si los agentes de la policía tienen vínculos con [el partido neo-nazi] Amanecer Dorado, un fiscal que refuerze la aplicación de la ley en las calles. El país no puede ser rehén de bandas que proclaman estar defendiendo su propia interpretación de la legalidad.

"El asesinato se llevó a cabo en el marco de una ofensiva sin precedentes contra los inmigrantes clandestinos en el área metropolitana de Atenas", escribe Kathimerini. La operación de lucha contra la inmigración, "cuyo chocante nombre en código es Xenios Zeus por el antiguo dios griego de la hospitalidad, hasta ahora ha llevado a la detención de 1.596 inmigrantes irregulares. Un total de 7.361 extranjeros hasta ahora han sido detenidos para su identificación hasta el momento". Mientras tanto, señala el diario, "cerca de 500 ataques por motivos raciales han sido llevados a cabo en los últimos seis meses en Grecia, según la Asociación de Trabajadores Inmigrantes".