Cover

"Bruselas está de acuerdo en reducir un 30% las emisiones de CO2", anuncia Le Monde, que ha tenido acceso a una comunicación de la Comisión Europea que se hará pública próximamente. Bruselas considera que, la reducción del 20% de aquí al año 2020 acordada en 2007 por los Veintisiete, es insuficiente para reducir las emisiones de gas con efecto invernadero un 80% en 2050. En cuanto al acuerdo obtenido durante la cumbre de Copenhague, sólo conseguiría en el mejor de los casos reducir en un 15% las emisiones. "Si los Estados miembros siguieran la opinión de la Comisión, darían un empuje importante a las negociaciones internacionales sobre el clima", observa el periódico francés. El sobrecoste anual de una reducción de las emisiones en un 30% se estima en once mil millones de euros, pero por otro lado esta medida podría "reforzar la posición económica de Europa y ayudaría a crear puestos de trabajo en las áreas de medioambiente considerados más rentables: la eficiencia energética y las energías renovables", explica Le monde. El periódico aclara que incluso en ausencia de un acuerdo internacional sobre el asunto, la Comisión considera que el riesgo de deslocalización por parte de las industrias europeas es limitado.