Cover

"Los democristianos no consideran a Geert Wilders como un socio potencial", es el titular de Trouw a una semana de las elecciones legislativas que tendrán lugar el 9 de junio. El líder del partido democristiano (CDA),el primer ministro saliente Jan Peter Balkenende, ha declarado preferir una coalición con los liberales de VVD, los demócratas de D66 y los verdes de GroenLinks, para formar un nuevo gobierno "reformista". El PVV de Geert Wilders, partido populista e islamófobo, rechaza el aumento de la edad de jubilación (actualmente establecida en 65 años), y podría "perjudicar la imagen de Holanda en el extranjero". Para Balkenende, los laboristas del PvdA "no están a favor de reducir la duración de los subsidios al desempleo". Trouw comenta que es "muy inhabitual" que el jefe del gobierno saliente manifieste sus preferencias de coalición antes de los comicios, una estrategia destinada a atraer a los electores moderados, preocupados por el avance del PVV. Según los últimos sondeos, el VVD sería en gran vencedor (37 escaños de 150 en disputa), seguido del PvdA (28), el CDA (25) y el PVV (17).