“La UE se queda sin fondos para las becas Erasmus” recoge La Vanguardia en portada. Bruselas ha pedido a los Estados miembros que contribuyan a salvar el exitoso programa de intercambio, así como “algunos proyectos financiados con el Fondo Social Europeo, los fondos estructurales o el programa de investigación, cuyo pago se concentra en los últimos meses del año”. El diario de Barcelona señala que Bruselas

[…] ha abanderado la simbólica causa de los erasmus en su batalla política con las capitales y los eurodiputados para llamar la atención sobre el problema que suponen los recortes pasados y los futuros, en especial para los países con problemas económicos como España, cuyas universidades son las primeras receptor de becarios comunitarios.

Según declaraciones recogidas en el portal de información EUbusiness.com, Alain Lamassoure, presidente de la Comisión de Presupuesto del Parlamento Europeo, advierte de que

... el Fondo Social Europeo está en bancarrota y no puede financiar a los Estados miembros. La próxima semana será Erasmus, el programa de estudiantes, y a finales de mes el Fondo de Investigación e Innovación.

Lamassoure calcula que el déficit asciende a 10.000 millones de euros, por lo que probablemente el comisario de Presupuestos, Janusz Lewandowski, pedirá a los Estados miembros “varios miles de millones” para poder cubrir ese agujero, informa Dziennik Gazeta Prawna.

Aunque Bruselas no ha confirmado las cifras de Lamassoure, La Vanguardia anuncia que se producirá una “sustancial” modificación en el presupuesto el 23 de octubre para poder evitar una "suspensión de pagos". Mientras la Comisión ya ha adelantado 420 millones de euros para realizar los pagos más urgentes. Según Dziennik Gazeta Prawna, resulta improbable que los Estados miembros aporten más fondos, dado que los problemas financieros de los programas sociales de la UE se deben a las medidas de austeridad introducidas por los contribuyente netos al presupuesto de la UE, por valor de 4.000 millones de euros este año.