Los defensores de la transparencia temen que una compañía de relaciones públicas que presiona a la UE en materia marítima haya "comprado a toda la cúpula del departamento marítimo de la UE", titula euobserver.com. Esto guarda relación con la reciente cita que Joe Borg ha mantenido con la consultoría de relaciones públicas Fipra. Hasta 2009, informa la página web de Bruselas, el maltés Borg fue el comisario responsable de Pesca y Asuntos Marítimos. Se une así al actual comisario John Richardson, que ya trabaja para Fipra como "consultor especial sobre asuntos marítimos y diplomáticos".

Corporate Europe Observatory, organización que vigila y denuncia la falta de transparencia en la UE, se muestra crítica con el desarrollo de los acontecimientos. Tras señalar que Fipra no ha conseguido inscribirse en el registro de grupos de interés de la Comisión, Erik Wesselius -de la organización- ha declarado que "estos dos casos inaceptables muestran que la limitada interpretación de la Comisión hace que las reglas que se aplican a los comisarios y al personal de las comisiones resulte totalmente irrelevante".

A pesar de la justificación de Borg y Richardson de que no hay relación entre sus actividades pasadas y las actuales, euobserver.com se muestra escéptico respecto a la implicación de los ex-comisarios en industrias relacionadas con sus antiguos puestos. "Hasta el momento, un total de 6 de los 13 comisarios de la UE que se han retirado este año se han ido a trabajar a bancos, grupos de presión, compañías de seguros y aerolíneas", escribe. El reciente nombramiento del ex-comisario de Trasnporte, Charlie McCreevy, como miembro del consejo de Ryanair, ha sido el más publicitado entre ellos.

En todo caso, en lo que se refiere a la industria marítima, "Los viejos contactos malteses de Borg podrían ser útiles", señala el sitio web. Uno de los clientes de Fipra es Royal Caribbean Cruises. Y esta compañía ha registrado muchos de sus barcos bajo "banderas de conveniencia" en Liberia para evitar la regulación europea y estadounidense, pero ahora ha empezado a registrar barcos también en Malta. Como declaró Borg en un discurso durante la cena que Fipra ofreció el 7 de mayo en Malta, "Fipra y la Comisión Europea tienen más en común de lo que se pudiera pensar".