Reino Unido: Ruedan cabezas en la BBC

12 noviembre 2012 – Presseurop The Independent, The Daily Telegraph, The Guardian

La BBC afronta la crisis más dura de su historia con la dramática dimisión este fin de semana de su director general, George Entwistle, tras únicamente 54 días en el cargo. Entwistle dimitió porque el viernes se hizo público que la BBC había implicado erróneamente a Lord McAlpine, un expolítico del Partido Conservador, en una historia de pedofilia. Se trata del segundo escándalo en el que se ve envuelta la BBC en las últimas semanas, después de que emergiese que Newsnight, el actual buque insignia de la programación, encubrió sospechas de pedofilia contra la estrella televisiva, ya fallecida, Jimmy Savile.

Mientras los medios de comunicación británicos diseccionan ávidamente la última dimisión esta mañana, la de la directora de noticias, Helen Boaden, y despotrican por el pago de 450.000 libras (562.000 euros) a Entwistle, The Independent señala que los chanchullos de las últimas semanas han sido “todo un regalo” para los “enemigos de la BBC”

Son muy numerosos en la derecha, y han estado deseando muchos años ver cómo se despelleja la corporación por lo que ellos consideran su sesgo europeista, anti-Tory, y generalmente mitigada, tendencia hacia la izquierda.

El peligro ahora es la caza de brujas, cada dimisión acrecenta las sospechas de que se ha permitido a alguien que no lo merece tanto seguir en su puesto, por tanto, alimentando el clamor de más víctimas.

El alcalde de Londres, Boris Johnson, expresó esos sentimientos propios del Partido Conservador en su columna semanal del Daily Telegraph en la que arremetiócontra la BBC por un periodismo que se ajusta un estándar “tan mezquino, tan cretino”, y que quienes lo comparten ahora están “entrevistándose unos a otros en una absurda orgía de autocompasión”.

La BBC debe a McAlpine humillarse y seguir humillándose hasta que el público capte el mensaje. Todos los que estuvieron relacionados con la emisión sobre ‘pedofilia’ en Newsnight deberían ser despedidos inmediatamente.

Mientras tanto The Guardian advierte de que

... hay que aplicar cierta proporcionalidad. Sí, se trata de una verdadera crisis de la BBC. Es difícil excusar algunos de sus errores más recientes tanto en el ámbito del periodismo como de la gestión. Pero todavía es una organización que despierta confianza, es fidedigna y respetada internacionalmente, por eso sobrevivirá y, con el adecuado liderazgo, prosperará.

Factual or translation error? Tell us.