Cover

"Alemania es su hogar", titula en su portada Der Freitag bajo la foto de una joven de entre los 12.000 roms y ashkali que Berlín planea expulsar hacia Kosovo en los próximos años. El semanario berlinés estima que el acuerdo sobre el regreso, que "Kosovo aceptó bajo presión" el pasado mes de abril, constituye "una catástrofe para las familias", que en su mayoría llegaron a Alemania a comienzos de los años 90, y "una vergüenza para Alemania", que considera "seguro" este país sacudido por tensiones éticas e incapaz de proteger a los que regresan a su territorio. La mayoría de los aproximadamente 6.000 niños y adolescentes pertenecientes a estos grupos han crecido en Alemania, no hablan ni serbio ni albanés y probablemente no podrán continuar sus estudios.