Cover

“Poklosie [Secuelas] bajo ataque”, titula Gazeta Wyborcza, con motivo de la última película del director polaco Wladyslaw Pasikowski, que ha encendido la polémica. Inspirada por la historia de casi trescientos judíos polacos asesinados en el pueblo de Jedwabne durante la ocupación nazi alemana de Polonia en 1941, Poklosie muestra cómo hombres, mujeres y niños fueron congregados como ganado dentro de un granero y fueron quemados vivos por polacos. Los comentaristas conservadores han arremetido contra la película, puesto que a su juicio la culpa colectiva se traslada a toda la nación y presenta una falsa visión de la historia, en la que los polacos son vistos como "malvados antisemitas" y "coautores del Holocausto". Piotr Zychowicz subraya en el semanario conservador Uwazam Rze que

Ninguna nación tiene el monopolio de la maldad y ninguna nación tiene el monopolio de la bondad. Las naciones están compuestas por millones de personas, y las personas, como suele suceder, son muy diferentes.

El diario liberal Gazeta Wyborcza, por su parte, hace un llamamiento para que se detenga el "proceso de limpieza" con "ideología nacionalista". Así mismo, citando el famoso libro del escritor Tomasz Gross Vecinos, señala que fueron polacos los que quemaron a los judíos simplemente para sacar provecho. El diario defiende la película, considerándola un

(...) valioso trabajo, único en el cine polaco, que reabre una herida de la conciencia polaca que únicamente se había curado superficialmente.